Como funciona una herramienta de diamante

Tras haber trabajado en este campo personalmente durante muchos años como ingeniero de enlace de diamante, creo que una buena forma de definir el comportamiento de una herramienta diamantada de corte sería compararla a una cama de clavos de fakir.

Al igual que ocurre con la densidad de clavos en la cama de Fakir, si una herramienta de corte tiene muchas puntas diamantadas expuestas penetrará peor en el material que si dispone de menos puntas. Por esta razón diremos que el diseño de la herramienta combina factores como la mezcla metálica, la dureza del grano, su granulometría y la cantidad de diamante por volumen o concentración.

La dureza del diamante será acorde a la aplicación específica y el tamaño de la partícula tendrá igual importancia en los parámetros de diseño del útil.

La concentración de diamante es la cantidad de abrasivo diamante (en peso) para un determinado volumen de aleación. Esta magnitud es un factor importante para determinar la eficacia de corte de la herramienta. Su nivel debe ser cuidadosamente estudiado para lograr la máxima eficacia. Cualquier pequeña modificación de este parámetro puede tener consecuencias exponenciales en el resultado.

Por ejemplo, 18 US mesh tiene aproximadamente 100 partículas por quilate (quinta parte de un gramo) mientras que un grano 40/50 tendría unas 1000. Se puede apreciar que un pequeño cambio en la granulometría puede tener una gran influencia en el rendimiento.